Se viene la Final del Campeonato InterMilongas

Con ansiedad, nervios y mucha energía se vivieron las cinco rondas de semifinal en cinco milongas de la capital. Diecisiete parejas llegan a la final para disputarse el titulo de Campeón InterMilongas CIM 2019 Bogotá, Colombia.

La semana pasada durante cinco días, milongueros, bailarines, colegas, amigos, familiares, amantes del tango, presenciaron unas rondas increíbles. Con la energía siempre arriba que lograron mantener los organizadores del CIM noche a noche en cada una de las milongas, los participantes bailaron con el alma y dieron un show maravilloso a pesar de los nervios o la tensión ante tantas personas posando la mirada en ellos.

 

Durante todos los días se sintió la pulsión del momento: alegría, ansiedad y nervios previos a los resultados. Sorpresas y gratos instantes tuvieron lugar durante cada jornada.

 

Alma de Tango en la Primera Ronda Semifinal, contó con la participación de la compañía de Medellín CheTango Internacional quienes dieron un show de lujo. Tres parejas dejaron boquiabiertos a todos los asistentes con su destreza, interpretación y energía, lo que subió los ánimos para la mención de los resultados.

Como era esperado tres parejas pasaron a la semifinal, entre ellas una conformada por dos mujeres. Sin embargo, para asombro de los asistentes y alegría de los participantes que no fueron seleccionados, quedó un puesto vacante debido a que una de las parejas seleccionadas no puede asistir a la final. Cristina y Ramiro pareja No. 18, cedieron su lugar en la final, entrando así al grupo de los tres primeros finalistas, la pareja No.17 conformada por Leidy y Alejandro. Cabe anotar, fue la pareja que tuvo el mayor puntaje entre las que no habían sido clasificadas a última instancia.

 

En la Segunda Ronda Semifinal, Milonga del Ensueño, se sintió bien fuerte la energía en la competencia con cada participante dándolo todo, “sacándole viruta al piso” para estar en la final. Una ronda bien competida que dio tres parejas más a la final.

 

Pura Estampa, estrenando lugar para las milongas al norte de la capital y en un salón al interior del Hollywood Casino & Cafe-Concert, contó con un extraordinario aforo para la Tercera Ronda Semifinal. Grandes grupos de personas llegaron a Bulevar Niza para hacerle barra a su pareja preferida. Como resultado, se produjo el primer empate de toda la competencia.

 

Al tercer lugar llegaron dos parejas con la misma cantidad de votos, lo que por decisión de los organizadores del campeonato, Jennifer Orjuela y Douglass Risso, hizo que entraran cuatro parejas a la final.

 

La Cuarta Ronda Semifinal en Tinta Roja fue de las más emotivas. Dentro de los participantes habían dos niños compitiendo, cada uno con su respectiva pareja: Luna con el No. 40 y Andrés con el No. 43. Luego de una destacada presentación de los participantes en la ronda y de un show excepcional a cargo María Sandoval y Ricardo Cifuentes de Medellín, los resultados no se hicieron esperar más y entraron los nervios.

Con un publico expectante y participantes ansiosos por entrar a la final, fueron mencionadas  una a una las parejas sin escucharse el número de la pareja de Luna y Andrés.

 

Ante los resultados y sin querer pasar por alto la participación de estos dos niños que lograron llegar a la semifinal mostrando un lindo trabajo durante el campeonato, los organizadores se tomaron la palabra destacando el desempeño y entrega de esta nueva generación que entra a la comunidad tanguera y que empieza a sumar con su dedicación y disfrute del baile, al crecimiento y expansión de esta pasión por el tango.

 

Aplausos y gritos de aliento llenaron el lugar. Entre palmas y una gran algarabía, el público pedía verlos bailar una vez más. Jennifer y Douglass decidieron bailar con los niños, sonando para esta bella exhibición el tema Los Muñequitos de la Orquesta de Carlos Di Sarli con la voz de Roberto Rufino. Un tema muy oportuno que puso el anfitrión de la milonga Andrés Guacaneme y que lleno de ternura a todos los allí presentes.

Los abrazos amorosos y acogedores de los organizadores para con los niños durante el baile, el tango que emanaban los movimientos y gestos de esas dos parejas en la pista, y al final las sonrisas de todos y lagrimas en los ojos de Jennifer y de algunos que presenciaron algo único esa noche, lo dijo todo.

 

Finalmente y cerrando semana con la Milonga Municipal, la quinta ronda fue conformada por siete parejas, una más que se sumo tras no poder asistir a la ronda que le correspondía, lo que hizo más dura la competencia pero que abrió un puesto más a la final.

 

Cuatro lugares quedaban para conformar el grupo de los finalistas. La milonga estaba a reventar, una fila de carros estacionados a las afueras del lugar, la pista llena, y una gran emoción por conocer los últimos finalistas.

 

La ronda fue un gran cierre de semifinal con enorme exaltación y destacada exhibición por parte de los concursantes. Una tanda sensacional, muy sentida y delicada con los temas: Carillón de la Merced de la Típica Víctor, Rayuela de Osvaldo Pugliese y Amurado de Pedro Laurenz, seleccionados por el Dj Fabián Córdoba.

Con ferviente emoción se despejó la pista para un imperdible show por cuenta de la reconocida pareja Carlos y Eliana de Medellín, quienes dieron un abrebocas para lo que será su exhibición en la gran final el próximo 13 de octubre en compañía de su hijo de 11 años, Felipe. Un remate de campeonato que nadie se puede perder.

 

El CIM tuvo jornadas maratónicas de días seguidos con rondas en diferentes milongas ubicadas en diversas localidades de Bogotá. Con lluvia, noches frías o cielo despejado, en cada espacio se sintió la energía renovada, un ambiente cálido y de camaradería donde el cansancio se disipó ante las sonrisas y expresiones alegres, los abrazos, saludos y encuentros de quienes concurrían.

 

Espacios llenos, pistas rebosantes, abrazos con entrega, disfrute, ovaciones incesantes, en fin, milongas vivas. Una apuesta del CIM y sus organizadores para incrementar la movida tanguera, para motivar a quienes disfrutan del tango a seguir aprendiendo del baile social, de la música, una oportunidad para visibilizar a quienes desde su quehacer aportan al gremio, un encuentro para unir y crear comunidad.

 

El CIM le ha dado un espaldarazo a las milongas, ha sido estimulo para quienes inician y han asistido por primera vez a estos espacios, ha empujado a quienes llevan tiempo en el medio a renovarse y seguir cultivando su pasión y dedicación por el baile. Y por qué no, ha sido un llamado de atención a todos los que hacemos parte de esto, para no dejarlo morir, porque las milongas y los espacios para el tango no los hacen solo los lugares o sus organizadores sino los que vamos a disfrutar de ellos: milongueros, bailarines, quienes van a ver, a escuchar o aprender. Estos espacios se construyen gracias a los que aman y vibran con el tango, que somos todos. Como bien lo han recalcado Jennifer Orjuela y Douglass Risso durante todo el InterMilongas: aquí no hay categorías (aficionados, profesionales, proam, etc.), el tango somos todos. Bienvenido el CIM todos los años.

 Finalistas

Deja un comentario